Noise Factory by Kill The Silence

La música es el homenaje a lo invisible y como siempre, ha sido un honor rendirle culto el pasado 25 de Mayo en Kill The Silence Vol. III: Noise Factory.

En esta ocasión llevamos el ruido a la ex Fábrica de Harina Anden Tacuba/Foro cultural en extinción; catedral industrial de transgresión artística y música prohibida.

Las puertas abren en punto de las 9 pm y una multitud atraviesa el corredor que conduce a la antesala; una galería amplia de luces neón y paredes que sangran aforismos y consignas urbanas.

La gente toma posesión del lugar. Lo estudia, lo hace suyo a través de  fotografías -el encanto inédito del recinto ejerce su hechizo sobre los presentes- y avanza a la siguiente sala. Ahí yace la cabina, entronizada al fondo  del templo, esperando a ejecutar su alquimia.

Mientras tanto, en las paredes se lee un adagio: Soñar haciendo.

Iniciamos el embrujo con Von Temple, nuestro residente de la noche. Se instaura en los controles, se coloca los audífonos al cuello y el tiempo se pausa en el silencio que muere inexorablemente. Se hace la música en la ex fábrica y comienza el aquelarre de ondas senoidales trastornadas e incompasivas.

Posteriormente, recibimos a TRR, quien recientemente se presentó en el festival Fascinoma MX y que viene por parte de nuestros amigos de Dance Your Name para batir al escenario con su estilo ecléctico de grooves hipnóticos, glitches ácidos y ambientes analógicos que revientan la pista.

Ahora llega el turno de escuchar al gran dúo de esta noche; Ali X x Ximena de Controlla. Ali X (anteriormente miembro de Azari & III) y Ximena son DJ´s y productores que se han colocado rápidamente como figuras angulares de la escena underground nacional e internacional por sus numerosos tracks, firmados en sellos como Turbo Recordings, Bottom Forty  y Nein Records, así como por colaboraciones notables con artistas del calibre de Theus Mago

Al entrar a la cámara desencadenan una ráfaga de atmósferas dementes que hacen estallar a La ex Fábrica de Harina en torbellinos de colores siniestros, mientras una neblina de humo rema entre las personas que deshacen su pudor en la oscuridad de las esquinas.

Es así que llega el momento de recibir a uno de los talentos más grandes de la escena nacional, No Light de la plataforma Ensemble. Su singular talento lo ha llevado a presentar su live act en Mutek Montréal, Mutek México (transmitido por Boiler Room) y en la última edición del festival NRMAL. Al igual, es cofundador del sello Lissajous y ha colaborado con Finesse Records, Gold Frame Records y Cuatroveinte.

No obstante a su naturaleza leve e introspectiva, No Light impone su presencia en el escenario y conjura un diluvio de percusiones despóticas y emociones atronantes que nos abaten debajo de una pared en arco que predica serenidad.

Y para cerrar la noche tenemos a Ernest Duke, por parte de nuestros amigos de Mancuso, para rematar la pista hasta el amanecer con su diversa colección  de vinilos.

Su estilo personal al mezclar y su destreza lo han llevado a ser uno de los DJ´s y productores que protagoniza la escena local.  

La dinámica selección de tracks por parte de Ernest Duke latiga la pista sin piedad. La noche y el público  no ceden.

Es así como  ofrendamos a la música en Kill The Silence. Muchas gracias a todos los que nos acompañaron a celebrar e hicieron  esta ocasión indeleble.

Ha sido  un honor recibir a cada uno de los artistas que arraigaron  la magia de su arte a nuestras fibras.

A las afueras de la ex Fábrica de Harina, la ciudad empieza a permitir la entrada al nuevo día, el imperio de la lucha cotidiana recupera su terreno y el misterio regresa a su refugio mientras la noche se extingue en un paisaje de cuerpos bailando al son de su propio caos; umbrales desenfrenados purgando su silencio que se abisma.